Páginas vistas en total

viernes, 17 de febrero de 2017

cuatro conceptos de cuatro distintas obras. no confundir porque podría conducir a graves confusiones...fruto del llunkerío el museo de Evo que dice mal de un revolucionario. porqué no imitar a Fidel que no quizo monumentos, ni calles,, ni pueblos, ni estatuas con su nombre"


Muros y murallas, museos y mausoleos

Las murallas se construyen para impedir la invasión de tropas hostiles a las ciudades o territorios asediados, tal el caso de la Gran Muralla china y las murallas troyana, española (Ávila), israelí (Cisjordania) y la norteamericana, que Bush inició (1.000 km construidos) y que Trump pretende concluir (2.000 km más) para cerrar el paso a los inmigrantes mexicanos ilegales.

En Sudamérica, Chile intentó sin éxito levantar una muralla en la frontera con Perú, mientras hoy autoridades del norte argentino sugieren levantar una muralla en la frontera con Bolivia. También se da el caso contrario. En 1960 se construyó el Muro de Berlín para impedir la fuga de los alemanes de Berlín Oriental (sector comunista) hacia el Berlín Occidental (sector capitalista).

En cuanto al ‘museo de Evo’ –inaugurado en Orinoca, pueblo natal de Evo– no es el “museo de Evo”, dice el Gobierno, sino el Museo de la Revolución Democrática y Cultural. ¿La revolución de la nación aimara del “se le mete nomás”? ¿La revolución democrática, según la “lógica aimara”? ¿La revolución cultural aimara? 

Sucede, sin embargo, que el ‘museo de Evo’ no es un museo, es un mausoleo. Y los mausoleos, como su nombre indica, recuerdan al sátrapa Mausolo, constructor en Halicarnaso (colonia griega en Asia menor) de su célebre tumba, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. El ‘mausoleo de Evo’ no aspira a ser una de las Siete Maravillas del Siglo XXI, pero el ‘llunquerío’ ya anda diciendo que es ‘patrimonio de la humanidad’, porque para los aimaras –según un ministro cruceño– (el mausoleo) “tiene un valor divino”. ¿Y qué valor tiene para los contribuyentes bolivianos, que son los que han pagado el invento?

La idea de construir un mausoleo en Orinoca no es de los actuales chupatetillas; fue concebido nada más llegar Evo al poder, en 2006, mediante decreto ley. ¿A quién se le ocurrió la idea? ¿Hubo licitación para contratar al arquitecto y a la empresa constructora? ¿Cómo se llama el arquitecto aimara que lo diseñó? ¿Frank Gehry? ¿Norman Foster? ¿Por qué su estilo arquitectónico no se inspiró en la casa donde nació el Jefazo? Los aimaras pudieron emular al ‘kara’ Emilio Villanueva (1888-1970), arquitecto creador de un estilo ‘tiahuanacota’, plasmado en el estadio Hernando Siles de La Paz (1930) y en el edificio central de la UMSA (1948). 

Evo, como su cumpa Néstor Kirchner, ha inaugurado, en vida, su mausoleo, pero Evo es insuperable. En 2008 (recordemos el ‘caso Porvenir’) fundó un pueblo que lleva su nombre: ‘Puerto Evo Morales’, en el departamento Pando. Y aquí surge la obligada comparación. Fidel Castro (Hermano Mayor de Evo) no tiene mausoleo en su pueblo natal Birán (Mayarí, Cuba) ni estatuas ni monumentos. Tampoco ha fundado pueblos que se llamen ‘Fidel Castro’. ¿Por qué? 

miércoles, 1 de febrero de 2017

Emetrio Reynolds anuncia "lo que dijo la Tia Julia" termino el texto y todavía no estoy enterado de lo que dijo, bueno en parte sí, pero no todo, sería interesante que Demetrio fuese más al grano con el contenido del libro de Julia Urquidi.


Lo que Julia dijo de Varguitas

Para  cualquier  arte es necesario  tener talento, pero también un ambiente que  estimule. A Mario le acompañó  la suerte desde un principio.  Los “plomos” del  “Leoncio Prado” le catapultaron violentamente hacia la fama quemando en vía pública su primer libro:  La ciudad y los perros. La curiosidad circuló por todo el mundo.¿ Qué  dice el autor desconocido  sobre el Liceo militar para levantar tanta roncha?

Hay recuerdos entrañables que resisten al tiempo. Mario Vargas Llosa, en el momento de su máxima gloria como escritor, Premio Nobel de literatura de 2010, rememora su infancia, “la edad inocente y feliz”, transcurrida en Cochabamba. Es cuando entonces  la conoció a la que había de ser, años más tarde, su primera esposa, la cochabambina Julia Urquidi Illanes.  

Cuando se vieron de nuevo en Lima (1954), Varguitas ya era otra persona, tenía 18 años y estudiaba Derecho en San Marcos. De distinta forma, ambos estaban ligados a la familia radicada en Lima. La madre del escritor era hermana de la esposa de su tío; y ésta hermana de Julia. Esta relación hizo que se vieran frecuentemente. Pero una noche  mientras bailaban, un beso furtivo de Mario precipitó el romance, aunque  Julia dijera: “he hecho muchas locuras en la  vida, pero ésta no la voy a hacer; no quiero ser corruptora de menores”.  No lo fue, pero su amor por Mario bordeó los límites de la locura. “Me enamoré como una adolescente”, dijo.

Ya casados, vivieron nueve años en Europa. En ese lapso,  los celos y otros azares de la vida  causaron una desavenencia dramática. “Te repito que ya no soporto más esta vida de infierno que llevamos por culpa de tus celos y tus obsesiones”, le dice el escritor a Julia en una nota. Y ella a su vez clama desesperada: ¡No me excluyas de tu vida!  En 1977, es decir,  13 años después de la separación, se publica  La tía julia y el escribidor. El autor dice que “no es una  autobiografía disimulada. Es una novela centrada en un escritor de radioteatros”. El tal  escribidor  es Pedro Camacho en el relato, pero es un personaje  real y oriundo de La Paz. “Para que no resultara demasiado artificial –dice Vargas– añadí en el texto mi primera aventura matrimonial”.  Fiel a su ideario, utilizó la verdad envuelta en una trama de ficción literaria.

Un día de 1999, con sorpresa recibe Julia un sobre que contenía un libro: “A Julia Urquidi Illanes, a quien tanto debemos  yo y esta novela”. Sin embargo, la lectura le causa una honda desazón porque “se cambiaron muchas cosas y  se tergiversó la realidad”. Le reprocha también al escritor el haber divulgado intimidades sentimentales sin consultarle.  Y con el propósito de reivindicar su imagen, decide  publicar su propia versión en el libro  Lo que Varguitas no dijo (1983),   con otra dedicación en la tapa que dice: “A mi sobrino Vargas Llosa, de la tía Julia”. Y no obstante, el tiempo los volvió extraños.

El autor es escritor, miembro del PEN Bolivia.

martes, 31 de enero de 2017

ahora que la lluvia está de moda, Roberto Navia se pone melancólico y evoca la lluvia como la constante en el discurrir del amor, de los recuerdos y de la literatura donde la prosa de García Márquez, de Juan Rulfo, de Cortázar y Martín Caparrós la invocan en su faena.

La lluvia cae musical como un poema de Benedetti. Cae sobre el patio de la casa infantil, aquella que era alquilada y ajena y donde mamá siempre decía que le encantaba el olor a tierra mojada. Ella respiraba profundo, como si fuera su última o su primera bocanada de aire con sabor a un plato exquisito que solo se disfruta con el lenguaje del alma y con los ojos cerrados. Cuando mamá luchaba por su vida, conectada a todos los cables del mundo de la p... terapia intensiva, yo le dije –para animarla, sin saber que me escuchaba– que estaba lloviendo en Santa Cruz y sentía que me apretaba la mano.

Cae la lluvia sobre la piel y sobre los cuerpos que están acostados a un costado de la piscina campestre y donde él le dirá a ella, o ella a él, que solo por este momento valió la pena vivir. La lluvia caerá toda la noche sobre el tejado con musgos y al amanecer seguirá lloviendo dentro de la garganta. Los saludos de los buenos días saldrán mojados, como nunca y para siempre. No sé cuántas veces le dije que la lluvia me encanta, como me encanta la música de Sabina, de Serrat, de Julio Iglesias, de Enya; o la prosa de García Márquez y de Juan Rulfo, de Cortázar y de Martín Caparrós. No sé cuántas veces lo hice, pero sé que se lo seguiré diciendo, porque recuerdo cuando llovió en el primer otoño de nuestra vida y la gran ciudad se mojaba como una mujer acalorada y desde la ventana veíamos cómo el árbol de hojas amarillas se sacudía como un perro mimado. 

La lluvia pone las cosas en su lugar y también la lluvia las quita. La lluvia, cuando cae antes de cada viaje, acompaña como acompaña el buen equipaje, se mete en la mochila, en los botines cafés que ella me los puso apoyada en la ventana desde donde contemplamos el arribo de los vientos que anticipaban las primeras gotas de agua. La lluvia también limpia las miradas que se ensucian cuando falla la comunicación. Llueve sobre los ojos, sobre el barrio Latino de París, sobre las llanuras de Oklahoma, de la Gran Manzana de Nueva York, de los canales de Brujas, de la lejanía de Tariquía, de la playa de Alicante, de los muros futuros de Trump. Llueve sobre la vida que añora los poemas de Benedetti 

viernes, 27 de enero de 2017

Matilde Casazola según Pedro Shimose vive oculta en sí misma, detrás de una guitarra y de unas gafas oscuras, discípula de Mauro Núñez el malogrado charanguista de oro, y arropada de los Mendoza, pertenece al linaje de los 60 con Mery Flores, Mary Monje, Silvia Avila, Norah Zapata Prill y el mismo Pedro, autora de 86 canciones editadas por la cantautora, y de 15 libros, traducida al alemás, inglés y sueco...Matilde no en vano figura en el índice de Juan Quirós y la Antologia de Yolanda Bedregal...por cierto el homenaje de Shimose se convierte en imperdible.

Como todo poeta lírico, Matilde Casazola (Sucre, 19.01.1943) vive en el asombro, oculta en sí misma, detrás de una guitarra y de unas gafas oscuras, hechizada por la música y las palabras. Su obra evoca un mundo que cada artista funda a su medida. Humilde, callada, menudita, como si el viento fuera a llevársela. Así la conocí y la sigo conociendo en sus poemas y canciones que hablan por ella.

Discípula del músico boliviano Mauro Núñez y del español Pedro García Ripoll, pertenece al linaje literario de los Mendoza, su abuelo Jaime y su tío Gunnar. A Matilde me unen vínculos generacionales. La del 60 –la mía– reúne a poetas notables: Mery Flores Saavedra (+), Mary Monje Landívar (+), Silvia Mercedes Ávila (+), Blanca Wiethüchter (+), Norah Zapata Prill y Matilde, por supuesto. Todo esto se me arremolina en la cabeza ahora que le acaban de conceder el Premio Nacional de Cultura 2016. Hace tres años, el mismo Ministerio de Culturas y Turismo la condecoró por su contribución a la cultura boliviana. ¿Qué ha hecho Matilde para merecer estos galardones? 

La respuesta está en el libro Música y músicos bolivianos (2015), de María Teresa Rivera de Stahlie, pianista, musicóloga, ensayista e historiadora orureña. Y en Beatriz Rossells –antropóloga, historiadora, biógrafa y ensayista chuquisaqueña– que acaba de publicar la crónica Matilde, la más fecunda compositora (Página Siete, 18.01.2017), en la que incluye una lista de 86 canciones editadas por la cantautora.

Además de su vasto cancionero de ritmos bolivianos, Matilde musicalizó poemas de García Lorca, Verlaine (en versión castellana), Neruda, Vallejo y dos poetas españoles de los siglos XV y XVII (el Marqués de Santillana y Esteban Manuel de Villegas). Bueno es recordarlo.

Matilde es autora de 15 libros de poemas, 12 de ellos reunidos en su voluminoso libro Obra poética (1996; 969 págs.). Está traducida al alemán, inglés y sueco. Su poesía fue valorada, desde sus inicios, por el filósofo y dramaturgo Guillermo Francovich. El nombre de Matilde figura, con todos los honores, en el canónico Índice de la poesía boliviana contemporánea (1983; 2ª ed.), del crítico Juan Quirós, y en la amplia y por eso útil Antología de la poesía boliviana (1991; 3ª ed.), de Yolanda Bedregal. 
A partir de entonces, su obra y su fama no han cesado de crecer, crecer y crecer… // Madrid, 27.01.2017. 

viernes, 6 de enero de 2017

si Pedro Shimose se refiere "al Año de la Gallina" en China es para mostrar "los lindos negocios" que los masistas están realizando con los comunistas de Mao Ze Tung, como lo aprendimos en la escuela, satélite, armas, CAMC, maquinaria de construcción...todo "sin condiciones" como afirma Evo

El año 2017 es –para los bisnietos de Mao Zedong– el año de la gallina, la de los huevos de oro, porque los chinos (dizque comunistas) no son opas ni juegan a la gallina ciega. Los chinos han contribuido al ‘proceso de cambio’ masista con un satélite, ocho aviones ligeros de combate, seis helicópteros y dos aeronaves de pasajeros (EL DEBER, 12.05.2013) que fomentan el desarrollo agrícola de Bolivia. (Por eso importamos papa y maíz de Perú). 
Respecto al presunto chanchullo en la compra de las dos aeronaves, mejor no hablar, porque los documentos han “volado” (Página Siete, 08.10.16). Como sabemos, China incentiva la industria boliviana con productos ‘made in China’, introducidos de contrabando por el sindicato ‘bolivianos sin fronteras’, y potencia nuestro desarrollo a través de la CAMC, la tala de árboles a orillas del río Surutú y las 16 barcazas fantasmas que se dan por desaparecidas en el Triángulo de las Bermudas. 
El presidente Evo Morales no habla del litio que se están llevando los chinos a China, en vez de fundirlo en Potosí, pero dice que “los financiamientos chinos no tienen condicionamiento político como sucedía en el pasado”. Será así, porque ahora China se alinea con Chile, nuestro interlocutor en La Haya. El presidente Xi Jinping visitó Santiago y firmó una alianza con Chile, de gran valor estratégico (EL DEBER, 23.11.2016). 
El presidente de China no se dignó visitarnos y nos envió a su canciller, Wang Yi, de modo que Bachelet come pato pekinés y arroz tres delicias con Xi Jinping, mientras Evo come huevos de gallina clueca con Wang Yi. En este contexto se realizó el viaje a Pekín del ministro de Defensa y su comitiva (EL DEBER, 29.12.16). Se ampliará la ayuda militar, pues China “desea llevar las relaciones militares con Bolivia a un nuevo nivel”. ¿Cuál? 
Fiel a la Constitución Política del Estado (Cap. II, art. 10: “Bolivia es un Estado pacifista que promueve la cultura de la paz, bla, bla, bla…”), nuestro ministro agradeció la asistencia militar china a las FFAA bolivianas “en los últimos tiempos”. Y en los del ministro Rubén Saavedra, también (2013), cuando China concedió a nuestras FFAA un crédito de ocho millones de dólares en vehículos y maquinaria de construcción (?) hechos en China. El nuevo año empieza a oler a ‘jumbarayú’ (estiércol en el palo del gallinero). ¡Feliz cacareo, queridos gallináceos! // Madrid, 06.01.2017.

viernes, 23 de diciembre de 2016

Pedro Shimose promete continuar "la culpa no es del indio..." porque esta primera parte está sabrosa al inventariar los males atribuídos "al indio" los mismos que cometió el MNR (algo exagerado fueron parecidos, pero no iguales) porque éstos tenían al menos "temor de Dios" en su formación cristiana.

La culpa no es del indio… ni del blanco


Algo huele a podrido y no es culpa del indio, tal como sostiene, con razón, doña Susana Bejarano, autora del artículo La culpa no es del indio (EL DEBER, 04.12.15 /Suplemento Séptimo Día). Pero tampoco es culpa del blanco ni del mestizo. La culpa es de las personas ineptas y corruptas (sea cual sea su etnia, sexo y religión) que el Gobierno colocó en cargos de gran responsabilidad.

La articulista idealiza el ‘proceso de cambio’, la Asamblea Constituyente de Sucre y la Constitución adulterada de La Glorieta de Sucre, de la sede de la Lotería de La Paz y de la Casa de la Cultura de Oruro, y la definitiva, la del referéndum de 2009 que el presidente pisotea cuando le da la gana. ¿Bolivia es “un país de indios”? ¿Qué queda de la moral superior del indio (ama sua, ama kella, ama llulla)? Después del Tipnis (Chaparina), el caso del Fondo Indígena (Fondioc), el caso Zapata (CAMC), el caso del jurista indígena Gualberto Cusi, elegido por voto popular, ¿qué queda de las 36 naciones del Estado Plurinacional? 
Como los ideólogos kataristas creían ser mesías de no sé qué revolución, manipularon a su regalado gusto la historia de Bolivia, suprimiendo del imaginario indigenista el hecho histórico de la Revolución Nacional de 1952 y se proclamaron iniciadores de la “Revolución India”, con un licenciado “k’ara”, “intelectual del Gobierno”, según expresión del presidente Evo.

En consecuencia, cometieron y siguen cometiendo los mismos errores del MNR: abuso de poder, despilfarro, corrupción, persecución al opositor, acoso a la prensa independiente, sometimiento del Parlamento y del Poder Judicial, control de las FFAA y los movimientos sociales… Y algo más. Ahora hablan de “patriotismo” y “unidad nacional” porque les conviene. La historia debería servirnos de algo, pero no aprendemos. 

Le doy la razón a la señora Bejarano cuando critica a un senador de Unidad Nacional (UN), quien habría declarado que, en Focas, “no hubo corrupción porque lo manejó gente blanca y honesta”. En mi opinión, la gente preparada, honesta y responsable no lo es por ser blanca, negra, amarilla o cobriza; lo es por haber estudiado y por haber sido educada en el temor de Dios, los valores cívicos y el respeto a la ley. Comparto su crítica a los buscapegas frustrados y al uso indebido de las redes sociales que no deberían servir de desahogo de difamadores, resentidos y lunáticos, aunque echo de menos que no le hubiera dado duro a los chupamedias que tanto daño hacen al buen gobierno del país. (Continuará) // Madrid, 23.12.2016  

miércoles, 9 de noviembre de 2016

cuando niños nos distraín "dichos y hechos de Melgarejo", ahora también para distracción "EVADAS" en su segunda parte, al haberse agotado la primera parte que tuvo varias ediciones. su autor José Crespo Arteaga lo ilustra bien en el sitio de Claudio Ferrufino

JOSÉ CRESPO ARTEAGA
JOSÉ CRESPO ARTEAGA

Glosario plurinacional para iniciados (segunda parte)

------------------------------

Estado Plurinacional.- Nombre oficial del fabuloso reino gobernado alegremente por Evaristo, dueño y señor de los 36 suyos o naciones reunidas bajo su cetro, a imitación del incaico Tahuantinsuyo que se quedó en apenas cuatro regiones administrativas. Se estima que en esta Babel sudamericana se hablan 36 idiomas bien originarios (falta saber qué lengua hablarán los descendientes afros), aunque sólo se conocen en la práctica el aymara, quechua, guaraní y el evónico (lenguaje utilizado únicamente por S.E.). Eso sí, para comunicarse con los mestizos que no existen (según datos del INE) se emplea a susurros el español por ser lengua colonialista, por tanto, mal vista.

Etiqueta Azul.- Brebaje ancestral producido en el altiplano, perdón, en las altas tierras de Escocia, patria del infatigable guerrero William Wallace. No se sabe si el coraje de tal luchador contra el imperialismo inglés de la época se debía a los poderes de esa bebida, pero resulta que S.E. se aficionó tanto a su añejado (y bien custodiado) sabor que por nada del mundo la cambiaría por otra, muchos menos por las baratijas como la chicha cochabambina, la cerveza paceña o el ron cruceño.

Evadas.- Antología de hermosas palabras, plenas de excelsa sabiduría que S.E. exuda por todos sus poros, en su labor de estadista y guía espiritual de todos sus gobernados. Por favor, no confundir con “huevadas”, un bolivianismo de muy mal gusto que no necesita explicación. Como ya no quedan especialistas en el código de los quipus, se está recurriendo a los métodos colonialistas de la imprenta para que estos sagrados conocimientos queden registrados para siempre, para beneficio y admiración de toda la humanidad.

EVARISTO.-  Nombre de mentiritas  (o sea, vox populi), con que S.E. es conocido en todo el territorio plurinacional. Se están efectuando profundas investigaciones sociológicas para determinar con certeza la etimología, pero todo apunta a que la inventiva popular es la autora del bautizo.  Tal vez el gran inspirador sea el vicepresidente García Linera, quien en un arrebato discursivo se refirió a S.E. como el “Cristo renacido”. Si de Bolívar, Bolivia; de Evo y Cristo, Evaristo; ¡elemental!, mi querido plumífero, me puntualiza un pajarito. Son tantas las hazañas del líder plurinacional en todos los ámbitos políticos, culturales y multideportivos, y tan tremenda su influencia regional y mundial que, según la clase de admiradores locales e internacionales, es alternativamente evocado como el Jefazo, el Insustituible, el Capitán General de las Fuerzas Armadas Antiimperialistas, el Gran Guerrero del Arcoíris, el Illapa (rayo) de Wiracocha, el Mandela Latinoamericano, el Messi de Orinoca, el Tata Evo, el Gran Timonel de los Países sin Litoral, y otros majestuosos títulos que seguirá cosechando según deje su impronta en la Historia.

Évola.- Extraño virus que ataca -por el momento hasta que mute y se torne más peligroso-, a los más cercanos colaboradores de S.E., especialmente ministros y ministras (para que sepan que el virus no discrimina) humanamente impedidos de seguir el trajín que el jefe de Estado le imprime a la conducción de la nave plurinacional, y que se traduce en agobiantes métodos de trabajo que van desde maratónicas horas dedicadas a la solución de los grandes problemas que aquejan al país, la obligatoriedad de viajar sin previo aviso acompañando al mandatario, la certeza de que recibirán telefonazos a cualquier hora de la madrugada, hasta la celebración de reuniones a las cinco de la mañana con el frio paceño de por medio que hace tiritar hasta el asfalto. Según fuentes palaciegas, este infernal ritmo laboral ha ocasionado repetidas crisis de salud entre los miembros del gabinete. La última en caer fue la ministra todoterreno de Comunicación que fue internada porque estaba “aquejada de mucha tensión, estrés, ansiedad y depresión”, entre otros perniciosos síntomas que ocasiona este malévolo virus, presumiblemente creado en los laboratorios del imperio.

Evolatría.- Conjunto de actividades protocolares de los gobernadores, alcaldes y otros cortesanos del reino plurinacional que consisten en el colocado sistemático de retratos a todo color de S. E., siempre por encima de los cuadros de los libertadores y otros héroes de la independencia, en todas las oficinas, salones y sesiones de honor en ocasión de fechas cívicas. El vasallaje se ha trasladado incluso a la exaltación de la figura del gobernante en carteles tamaño edificio, spots de propaganda en televisión, emisión de sellos de correo, materiales escolares y computadoras portátiles para maestros y alumnos, impresión de textos de cualquier temática donde la efigie de S.E. debe ir por lo menos como marca de agua. Por si fuera poco, el vicepresidente ha animado a los escolares y adultos del campo a rezar por el “tata Evo” para que este no desfallezca, los acompañe siempre y los colme de regalos. Pobre tata Belzu y pobre tata Barrientos que en un tris fueron despachados del santoral campesino.
Una pequeña muestra del culto a la personalidad

Evolivia.- Nombre alternativo mediante el cual es conocido el Estado Plurinacional puertas adentro, debido a la transformación radical del paisito usualmente conocido como Bolivia, en una suerte de republiqueta con tintes monárquicos, donde a todo momento y en todas las esquinas se evoca el nombre del amadísimo soberano. Brotan por todas partes los coliseos Evo, las escuelas Evo, los mercados Evo, los barrios Evo, los puertos Evo, las ferias Evo, las olimpiadas juveniles Evo, los campeonatos futboleros Evo, las competencias pedestres y automovilísticas Evo. En resumen, todo el país r-evo-lucionado al servicio del caudillo y de su evanescente figura.

Evonomics.- La creativa receta con que el ministerio de Economía y Finanzas cocina los datos macroeconómicos para hacer creer a la población que la economía marcha a todo vapor, que es inmune y está blindada ante los embates de las crisis internacionales. Todo, por supuesto, debido al liderazgo de S.E. que tiene un insólito poder de influir hasta en los precios del petróleo, gas y  otras materias primas cuya incesante demanda ha llenado el país de frescos dólares para comprar satélites, factorías de úrea y azúcar, y central nuclear que nos pongan en la vía de los países industrializados, para envidia de los países vecinos que ven con preocupación cómo Evolivia se está transformando paulatinamente en la Suiza latinoamericana.

“Evo Cumple”.- Título oficial para el conjunto de obras, regalos y milagros que S.E. otorga con fondos públicos y préstamos de países amigos. Centenares de canchas sintéticas y coliseos multideportivos desperdigados por toda la geografía plurinacional no logran, sin embargo, elevar a Evolivia a potencia olímpica o futbolística, para desespero de S.E. que hasta tiene que sacrificarse jugando al fútbol para dar el ejemplo. En otros ámbitos no está discutida la eficacia de este programa que incluso produce milagros embarazosos como si fuera el espíritu santo, pues en la barriga de algunas mujeres reza la inscripción “Evo cumple”, según confesó el gobernante, bastante asustado.

“¡Evo, Zapata, devuélvannos la plata!”.- Grito de guerra o consigna de protesta que es utilizada actualmente por la federación de maestros, mineros, gremialistas y otros sindicatos cuando salen a marchar cuando el régimen no atiende puntualmente sus demandas. Versión actualizada del “¡Fusil, metralla, el pueblo no se calla!” que estuvo muy en boga durante gobiernos dictatoriales y neoliberales. La frase hace alusión al affaire Zapata, por el cual una ‘cara conocida’ de S.E. se enriqueció rápidamente por asesorar a los chinos en sus prósperos negocios con el Estado Plurinacional.

Falcón Millonario.-Pequeño juguete aeronáutico (en comparación con el avión presidencial de Obama) que sólo costó al erario público unos 38 millones de verdes billetitos imperialistas. El FAB-001, que responde a la denominación Falcon 900 EX de fabricación francesa, se hizo universalmente célebre al batirse solitariamente contra los pérfidos controladores aéreos de la decadente Europa que quisieron impedir su aterrizaje, o secuestrar a S.E. según otras versiones por supuestamente recoger a un tal Edward Snowden fugitivo por espionaje, por instrucciones del malvado imperio yanqui que tiene sojuzgada a la humanidad entera. Toda esta épica lucha del líder antiimperialista está bien registrada en los anales plurinacionales, que deja en ridículo a las aventuras del capitán Han Solo y su chatarra voladora conocida como Halcón Milenario.

Fondo Indígena (FONDIOC).- La cueva de Alí Babá y sus cuarenta ladrones en versión plurinacional. Organismo financiero que fue creado con las regalías del gas para fomento de actividades productivas en el área rural, mayormente. Decíase que el campo iba a florecer como nunca, por lo menos para parecernos a los prados suizos con vacas rebosantes de leche y pastorcillas sonrientes. Pero desgraciadamente, la mayor parte de los 500 millones de dólares ingresados durante una década a la institución, fueron a parar a cuentas particulares de cientos de dirigentes, familiares y otros amigotes del gobierno. El dinero salió como torrente para supuestamente financiar miles de proyectos, que al final quedaron a medio construir o fueron directamente planes fantasmas que nunca se materializaron. Uno de los más vivillos de esos dirigentes se inventó hasta un poblado para que le desembolsaran la plata como si nada. Al día de hoy, apenas migajas se han recuperado de esos recursos. Prácticamente no se conoce que algún proyecto haya tenido éxito o por lo menos funcione sosteniblemente. Así de bien se han farreado unos buenos millones los codiciosos caciquillos en nombre de los “hermanos” indígenas, los que se vanagloriaban de ser la reserva moral del país y de toda la humanidad.

Fuerzas Armadas Antiimperialistas.- Versión actualizada de una cofradía parásita que nunca ha ganado una guerra que, merced a las prebendas ofrecidas por S.E. (de entrada, aviones y helicópteros chinos para sobrevolar los desfiles), pisotean sus principios filosóficos y la memoria de sus camaradas caídos en combate contra fuerzas invasoras. Increíblemente, gracias a unos rápidos cursillos recomendados por S. E., hoy son más valerosas y antiimperialistas, dispuestas a “garantizar la soberanía del continente y de todo el mundo”, tanto que el imperio yanqui les teme, según les aseguró su Capitán General en alguna ocasión. 

Gabriela Montaño.-Una anodina cara visible del partido gobernante que, por su fanatismo a la figura del Jefazo, ha sido premiada con la presidencia del Senado en un periodo anterior y actualmente de la Cámara de Diputados. Hizo historia al ser la segunda mujer en llegar a la luna, perdón, a la presidencia del país, por un par de días, cuando tanto S.E. como el vicepresidente se ausentaron al exterior para cumplir agendas muy apretadas. Pero en definitiva pasará a los anales de la plurinación por haber afirmado recientemente, en un congreso de mujeres cocaleras, que S.E. es insustituible y que un líder de su talla sólo nace cada ciento cincuenta años. Amén, hermanos y hermanas, a tan categóricas aseveraciones.
La Montaño, proclamando la infalibilidad del caudillo

Gabriela Zapata.-Ninfa cochabambina salida de la nada, conocida también como la Gabrielista o la Rapunzel de los Andes (por su look platinado, motivo de envidia de otras mujeres que están dispuestas a pagar cientos de dólares por uno parecido). Protagonista principal de varias telenovelas plurinacionales que llevan títulos antojadizos como “¿Qué culpa tiene Gabrielagul?”, “Las mil y una noches de un caudillo”, “Cara conocida había sido”, “La nueva Reina del Sur”, “Doña Flor (Zapata) y sus dos maridos”, entre otras que hubiese encarnado de no saberse sus extraordinarias habilidades empresariales vinculadas al Estado Plurinacional. Relampagueante la trayectoria de esta joven que, con apenas unas escasas materias vencidas de Derecho, firmaba como abogada y se las daba de relacionadora pública y gerente comercial de un gran consorcio chino que había obtenido contratos millonarios del Estado por artes de magia. No satisfecha con ello, la jovencísima ejecutiva autodenominada empresaria, se movía como pez en el agua en ministerios y otros despachos estatales para atender negocios particulares aprovechando sus contactos y amistades con altos funcionarios del gobierno. No tardó en llamar la prosperidad a su puerta, para engordar sus cuentas bancarias y presumir de un lujoso tren de vida que la llevaron a codearse con el jet set de la sociedad paceña y aparecer en portadas de revistas. Por pura coincidencia, también había sido expareja de S.E. con quien habría tenido un hijo fantasmal. Desde el gobierno negaron las conexiones con la muchacha y explicaron que su riqueza se debía a que ella había engañado a los empresarios chinos y a otros locales a quienes había sonsacado cuantiosas comisiones a cambio de prometedores negocios con el Estado. ¡Qué lista la chiquilla que embaucó al presidente, a sus cortesanos, a los empresarios y a todo el que le saliera al frente!
La Gabrielista, en un posado de revista

Gringo González.-Un exconductor de televisión que gracias a su simpatía populachera y elogio sistemático de la revolución que encabezaba el compañero Evo, saltó de las cámaras del plató a la mesa directiva del Senado, siendo coronado como el tercer hombre más importante del Estado, por el momento. Como dicen que la cabra tira para el monte, a nuestro personaje se le salió lo cómico un día que se puso pollera para supuestamente reivindicar a la chola paceña. Un ejemplo más de lo que Vargas Llosa tildó como seudodemocracia payasa que es Evolivia.

Guerreros del Arcoíris.- Florida denominación que el profeta y místico Choquehuanca se puso a sí mismo y a su tropa de colaboradores, birlándoles los derechos de autor a los indios de Norteamérica, quienes lanzaron la profecía de que los cambios revolucionarios y nuevos paradigmas iban a provenir supuestamente desde el sur, que por purita casualidad se encarnaron en Evaristo y sus bienaventurados guerreros escogidos que surcaron las aguas del Titicaca a bordo de la nave de juncos Thunupa para restaurar la armonía entre todas las criaturas y devolverle el equilibrio a la Madre Tierra.

Hermano.- Forma coloquial con la que se refieren entre sí los hijos de la revolución socialista marxista leninista guevarista comunitaria igualista y antiimperialista. Reemplaza al vetusto “camarada” de inspiración comunista que estuvo de moda entre los izquierdosos de clase media de la antigua república. Se tratan de “hermanos” y “hermanas” allí donde toque discursear o efectuar ruedas de prensa, desde el gran caudillo hasta el último cacique de un sindicato. Tanto se ha automatizado la muletilla que no faltan declaraciones donde algunos militantes se refieren a los díscolos o expulsados del partido como “el hermano traidor” o “el hermano que se ha vendido a la derecha”. Auténtica fraternidad ésta, la del socialismo del siglo 21.

Hoja sagrada.- Nombre místico-religioso para la materia prima de la industria de línea blanca, uno de los negocios más nefastos y criminales, que tiene a Evolivia como uno de sus principales exportadores mundiales y a los bolivianos como sospechosos permanentes en los aeropuertos internacionales. Porque de acullicar (mascar) con fines rituales o terapéuticos no lo hacen los principales jerarcas ni en broma.

Imperialismo.- Muro ideológico contra el que se estrellan rabiosamente S.E. y su ejército de correligionarios. Mastodóntico enemigo contra el que hay que luchar en los sueños, en los discursos, en los papeles, en las cumbres y reuniones, en los ejercicios militares. Por culpa del imperialismo las naciones libres no se desarrollan, los pueblos no son dignos ni soberanos. Los jóvenes no aman a su patria por la nefasta influencia del imperialismo. Todas las conspiraciones las promueve el imperialismo, que no descansa en su afán de querer voltear las hermosas “revoluciones democráticas” del continente. El imperialismo crea virus y otras plagas para acabar con los valientes líderes que se resisten a sus planes. Todas las féminas que se han colado hasta las alcobas de los gobernantes revolucionarios, para desnudar sus miserias, son agentes del imperialismo. En resumen, ninguna mosca no vuela sin el permiso del imperialismo. Hay que acabar con el imperialismo.

Instrumento político.- Compendio ideológico o tienda política de los conmilitones masistas, evistas y otros pluris. Aunque las malas lenguas cuchichean que se refiere al “órgano ejecutivo” del compañero presidente, incansable galán que deja amores regados por todo el territorio plurinacional.

Interculturales.- Eufemismo utilizado por los ideólogos y periodistas del régimen para referirse a los cocaleros, situándolos en una categorización étnico-cultural especial ya que aparentemente no son indígenas, ni blancos ni mestizos. Los cholos de toda la vida hoy son descritos como indiano-mestizos por algunos autores, o más pomposamente como hijos de la interculturalidad. De todo este afán descolonizador, resulta bastante curioso que a los cocaleros –muchos de ellos con rasgos fisonómicos muy parecidos a los del caudillo- se los etiquete como “interculturales” y al gobernante como presidente “indígena” en todo momento. Y luego sus propagandistas hablan de luchar contra toda forma de discriminación.

Jessicas.- Señoritas de buen porte, provenientes generalmente del mundillo del modelaje y de los concursos de belleza (reinas de la calabaza, de la piña, de la leche, de la caña, etc), que procuran amistades con gobernantes y otros personajes influyentes de la política para trepar hasta puestos importantes (consulados, concejalías, diputaciones), donde desempeñan fielmente sus labores decorativas, sacrificadamente aprendidas en Promociones Gloria y otras academias de belleza.

Juegos Plurinacionales.- Olimpiadas a la boliviana para que los jóvenes aprendan a ganar medallas, que se efectúan cada cierto tiempo en honor de S.E. El acontecimiento comienza con los campeonatos previos a nivel departamental en varias disciplinas deportivas. Posteriormente los seleccionados viajan de todo el país (incluso en aviones de transporte militar) a la sede central de los eventos donde ponen a prueba sus condiciones atléticas. Como toda olimpiada que se respete nunca faltan las inauguraciones a todo color, con mosaicos en las gradas con la efigie o mensajes de agradecimiento al caudillo, exhibición de bandas musicales, estandartes y abanderados de todo tipo, con estampas que recuerdan a las juventudes hitlerianas en versión tropical. Y cuando el caudillo toma el micrófono para inaugurar el festival aúllan las tribunas a toda garganta: ¡¡gracias, señor Presidente!!

Juventudes del MAS.- Jóvenes sin oficio ni beneficio que se plegaron al carro ganador para conseguir alguna pega (empleo) en el gigantesco aparato estatal, y por tal cometido están dispuestos a ser mano de obra gratis para las campañas, utilizados convenientemente para el pintarrajeado de paredes con propaganda política, colocación de banderines en postes de luz y para repartir volantes en plazas y avenidas. Comoquiera, algunos ilusos estarán enamorados genuinamente de la revolución que encabeza S.E., que estarían dispuestos a dar la vida por él o compartir su lecho como la entonces núbil Gabrielagul que se había enrolado a la organización juvenil y, en el ínterin, prendado del caudillo como una auténtica groupie.

Kananchiri.- Apodo de guerra del vicepresidente en sus tiempos de terrorista, allá por los años noventa, cuando junto a su banda jugaba a asaltar remesas mineras y universitarias. Entretanto, para matar el tiempo en su guarida, se cuenta que teorizaba y se llenaba de ideas luminosas para construir su utopía indigenista de raíz aymara, de tal manera que sus compinches lo bautizaron como Kananchiri, alias el Iluminado. Y bien que sigue dando la luz a sus ciegos correligionarios y otros fans mentecatos de la actualidad.

Kingtana.- Mote cariñoso que las redes sociales impusieron a Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia y consejero muy cercano (prácticamente de almohada) del ‘hermano’ presidente. A raíz del destape del escándalo Zapata, cuyas conexiones salpicaban al despacho del ministro Quintana, salieron a la luz unos tórridos chats telefónicos donde éste cortejaba a la ninfa Gabrielagul Zapata mentando a Borgues (sic) para impresionarla, pero la pícara mozuela, disimuladamente le daba largas despidiéndose con un “duerma bien, mi rey”. Por supuesto que el ‘hermano’ ministro negó que conociese a la tal Zapata, la exnovia de S.E., por casualidad.

La Derecha.- Enemigo interno que el régimen evista invoca como si fuera la encarnación del apocalipsis. Por culpa de la derecha el país esta tan atrasado y tan empobrecido. La derecha se inventa historias, mentiras y otras patrañas para desprestigiar a S.E. y a sus impolutos colaboradores. La derecha ha armado el  ‘escándalo Zapata’ para hacer fracasar el referendo e impedir la reelección de S.E. La derecha empuja a los funcionarios del régimen a mancharse las manos con la corrupción. La derecha seduce a los burócratas para que estos armen fiestitas y farras en oficinas públicas. Por conjuros de la derecha directores, concejales y otros subalternos estrellan coches oficiales, de borrachos. Por poco, la derecha no abre la bragueta de asambleístas violadores. Y aun más, algún jerarca ha advertido a las multitudes que la derecha no tiene que volver nunca más (al poder) porque nos quitarán el agua, la luz, el gas, los bonos y otros beneficios que tanto sacrificio ha costado conseguir. Cuidado que no obedezcas mi niño, que si no vendrá la derecha; digo, el coco.

“Le meto nomás”.-Una de las evadas que ha marcado época, tanto que se ha convertido en parte del habla cotidiana. Resume el modus operandi del caudillo y de sus innumerables émulos que proceden a conseguir lo que se proponen sin observar los conductos regulares, los plazos y normas, que para ellos son simples estorbos. Por extensión, dícese de cualquier conducta reñida con la ética y la moral.

Librepensante.- Dirigente o jerarca masista que ha abandonado el partido por desavenencias internas o ha sido expulsado por no demostrar suficiente sumisión al caudillo, y ya apartado del redil descubre de pronto que vivía en el verticalismo más absoluto (centralismo democrático, según el vicepresidente), para declararse a continuación como persona con las ideas independientes y muy dignas.

‘Licenciado’ García Linera.- El p’ajpaku (charlatán) mayor del régimen que, merced a sus tertulias envolventes en televisión en el pasado, consiguió llegar a la fama para labrarse una carrera política y pegarse a S.E. como una lapa. Ostenta el récord de hombre más leído del mundo pues ningún mortal podría lograr en esta vida quemarse las pestañas para devorarse más de veinte mil libros en apenas medio siglo de existencia. De sus largas lecturas marxistas, leninistas y marcianas, perdón, gramscianas; ha conseguido parir un compendio de panfletos de “socialismo comunitario” como aporte boliviano (más bien suyo) a la hermandad socialista planetaria y que, milagrosamente, hoy figura entre los doscientos incunables de la Biblioteca del Bicentenario, una iniciativa académica con el auspicio de su despacho. Multifacético, multiletrado y multititulado (aunque seguramente el imperialismo se ha infiltrado en los archivos de una universidad mexicana para robar sus licenciaturas), el matemático trucho de la UNAM ha efectuado sus cálculos para vaticinar que, en el 2030 a más tardar, la economía boliviana superará a la chilena, anuncio tan resonante que habrá provocado tsunamis –de risa- en los vecinos mapochos. Aprovechando la coyuntura de vicepresidente del Estado Plurinacional ha efectuado unos cuantos tours por aulas universitarias de Europa y EE.UU. donde ha brindado sendas charlas magistrales dejando con la boca abierta a todos los imberbes que pululaban por ahí. Cuéntase que en una de las sillas vacías de cierta universidad de Praga, el alma de Kafka seguía sus disertaciones sobre la kafkiana revolución que encabezaba S.E. Así pues, hermanos y hermanas, en todas partes escuchan al iluminado García Linera, pasando por la Sorbona, la Complutense y la Texas University, donde aseguró que estudiaban su pensamiento, aunque se le olvidó precisar si era en la facultad de Psicología y ramas anexas.
El Vice, vaticinando la oscuridad sin Evo