Páginas vistas en total

viernes, 21 de febrero de 2014

es la pluma de Shimose que se ocupa de "los satélites mágicos" uno chino, otro francés, con un costo total no conocido pero que estará por encima de los 500 millones de dólares. no sabemos su real utilidad, pero el gasto está hecho y le corresponde a "la cenicienta", mejor a Evo ponerse la zapatilla de cristal.


Hace una semana les hablé del sueño de Caquiaviri, protagonizado por el Candidato presidente, versión aimara del cuento La Cenicienta (1697), de Charles Perrault. Maltratado por su madrastra yanqui y las dos hijas ‘k’aras’ de esta, el Candidato vivía confinado en su cato de Chapare, tocando la trompeta y jugando al fútbol. Gracias a su hada madrina bolivariana, fue invitado al baile de la política criolla. Además de Hugo Chávez (+), todas las oenegés de Occidente quedaron prendadas del líder cocalero que, al dar las doce campanadas, abandonó la fiesta y salió de prisa y corriendo del Parlamento, perdiendo un zapato de cristal, etc., etc. 

Hasta aquí, Charles Perrault y la versión de Walt Disney. Yo prefiero la versión de los hermanos Grimm, que rescribieron el cuento de Perrault e imaginaron que, en vez del hada madrina, fue un pajarito chiquitico el encargado de convertir zapallos en carrozas blindadas, aviones Falcon, helicópteros, tanques, fusiles ‘kalashnikov’, misiles y un satélite llamado Túpac Katari. Todo, fruto de un sueño.

Como el Candidato presidente era pobre, muy pobre, de niño no había tenido juguetes. Fue así cómo – en Caquiaviri – soñó con un juguete espacial. No se lo dijo a nadie; ni a Choquehuanca ni a García Linera; a nadie. Hasta que un día se entrevistó con un chino que no era un ‘chino de mierda’ cualquiera, sino un chino llamado Hu Jintao, presidente de China. Le dijo: “Helmano: Quielo un satélite pala flegal a los glingos”. Y así “fuimos avanzando” hasta que el 20 de diciembre de 2013 fue lanzado al espacio el satélite chino Túpac Katari. Inmediatamente, el Candidato presidente soñó con otro satélite para formar la parejita. Se llamaría ‘Bartolina Sisa’, en homenaje a la mujer de Katari, pero Hu Jintao ya no mandaba en China y el nuevo presidente Xi Jinping estaba ocupado en cazar gatos corruptos con cuentas bancarias en Islas Caimán.

Aquí es cuando aparece ‘Monsieur le Président’ François Hollande. Dentro de poco, el Candidato presidente tendrá su segundo juguete de fabricación francesa. Así lo anunciaron el embajador francés Michel Pinard y su nuevo jefe de cooperación, Romann Datus, en la ciudad de La Paz (La Razón, 30.01.14). El segundo satélite se llamará Bartolina Sisa y será lanzado desde la estación espacial de Cayena (Guayana francesa), tras la tercera victoria inconstitucional del Candidato presidente. Si el ‘Túpac Katari’ costó más de $us 300 millones, ¿cuánto nos costará el ‘Bartolina Sisa’? Oh, la lá! // Madrid, 21.02.2014