Páginas vistas en total

jueves, 30 de enero de 2014

conocí a Norah Zapata en La Paz, en una reunión de la JEC (Juventud Estudiantil Católica) luego la encontré una y otra vez en Cochabamba, una tarde la abrazé tiernamente en la rotonda, cerca del puente Cala-Cala y la tertulia resultó inolvidable, tanto que no se pierde a pesar del tiempo transcurridol

Los escritores Antonio Terán Cabero, Norah Zapata-  Prill, Ramón Rocha Monroy, Gonzalo Lema, Juan Malebrán y Vilma Tapia Anaya se reúnen hoy a las 19:00 en el auditorio Demetrio Canelas del periódico Los Tiempos, en una imperdible velada literaria.
La siguiente, una entrevista con Zapata-Prill, que fue realizada con ayuda del escritor Gonzalo Lema:
¿Cuánto renueva su espíritu el contacto con Cochabamba y su gente?
Volver a Bolivia, y particularmente a Cochabamba, es para mí recargarme de energías nuevas. Abrazar a mis familiares, a mis amigos, a mis amigos escritores, llena mi espíritu de satisfacciones intensas.

La fidelidad y el afecto son para mí fundamentales en las relaciones humanas. Pero, como no todo en la vida es solamente felicidad, el saber de enfermedades y de muertes hiere profundamente mi corazón.
Lo atroz de la lejanía, de la emigración es estar ausente y no poder acompañar a nuestros seres queridos en sus momentos difíciles.
¿Influye en usted la presencia de la ciudad o, más bien, se abstrae...?
En un primer tiempo, un baño de gente en lugares de aglomeración como son los mercados, las plazas (…) me es importante, es como si retomara el pulso del vivir de lo nuestro.
Pero después, necesito tranquilidad y silencio para digerir lo visto, lo oído.
Hay hermosos lugares y horas para ello. No me abstraigo, no. Todo me interesa, todo me interpela, todo me sugiere, todo me dice.
Nuestra Bolivia, la siento palpitar en mí de mil maneras.
¿Le es importante el contacto con el público de la poesía?
Sí. La escritura se complementa con la lectura, con el compartir las emociones o las reflexiones contenidas en los poemas con los otros.
Me parece que esto de estar con los otros “poéticamente” es un acto generoso, recíproco.
En esta oportunidad, ¿leerá poemas inéditos?
Leeré lógicamente los dos poemas que están en “Verdad esencial” y acaso: “Ruleta Irlandesa y barco vikingo” y “Retorno”.
Acaso lea también algunos inéditos. Ya veremos. Sucede que estoy preparando algunos poemarios para su publicación, aprovechando del tiempo que mi jubilación me permite. Quiero pues mantener ciertas sorpresas a desvelar en el futuro.
Perfil
Norah Zapata es cochabambina y  profesora de Literatura y Castellano, egresada de la Normal Superior Católica. Tiene estudios de posgrado en Lengua y Literatura Española, en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid (España). Entre los premios que ha recibido están, en dos oportunidades, el primer Gran Premio Nacional Franz Tamayo.

El placer y el dolor como maestros
Norah Zapata-Prill ha asegurado, en varias oportunidades, que no tiene nombres específicos de poetas que hayan influido en su escritura.
“Dispongo de una sensibilidad que funciona como una esponja –dice en esta entrevista–. Absorbo todo, no renuncio a nada, tanto el placer como el dolor son mis maestros. Desarrollar el conocimiento de nuestra condición humana, filtrar, descubrir cada día en mí, mi yo profundo, me permite cultivar un arte de vivir en el que caben las grandes como las pequeñitas cosas”.
“En suma –agrega–, todas las manifestaciones artísticas, todas las experiencias o aventuras me son propicias. La pasión no debe someterse a la reflexión, la inteligencia no debe oponerse a la sensibilidad ni el sueño a la realidad. El optimismo sí, sí debe luchar contra los arrepentimientos malhechores. En suma, rodas las manifestaciones artísticas, todas las experiencias o aventuras me son propicias”.
Sobre “La verdad esencial”, libro sobre poetas bolivianos hecho por  Lema; Norah Zapata dice: “Me alegra sinceramente que ‘La verdad esencial’ haya tenido un gran éxito.  Seguramente que la calidad de sus preguntas ha estimulado en los participantes respuestas interesantes para el público en general. Además, el haber incluido algunos poemas ha permitido asociar las opiniones a la creación poética. Excelente estrategia de divulgación”.