Páginas vistas en total

sábado, 12 de marzo de 2016

docente de Literatura en la U. Católica, fue mi maestra por tres años en el Curso de Comunicación Social para periodistas entre 1966 y 69. apegada a su vocación enseñó con entusiasmo y pasión. se mantuvo "toda una vida" entre la creación literaria y la docencia. de las pocas que perseveró en una línea en realidad difícil, si acaso no se posee como Gaby el buen gusto por las letras y la perseverancia en tantos centros de enseñanza. persiste en ello y esta crónica de Los Tiempos, es un reflejo de su sin par dedicación.

Sin lugar a dudas, Gaby Vallejo Canedo es hoy en día uno de los mayores fenómenos dentro del mundo de las letras bolivianas: es ampliamente conocida en Hispanoamérica por sus novelas incisivas, maravillosamente realistas, apasionadas y profundas. 

Ella es capaz de registrar su vida y la de sus contemporáneos con crudeza y arte.

Sus novelas y ensayos presentan un fuerte realismo y una siempre novedosa manera de narrar en cada una de sus novelas. A eso se suma la variedad y profundidad de sus ensayos que la revelan como una estudiosa apasionada del ser humano; lo que hace que su nombre, con justicia, sea considerado uno de los más imponentes de la literatura nacional, por lo cual fue elegida miembro de Número de la Academia Boliviana de la Lengua.

Esta cochabambina es mujer de postura combativa e ideas revolucionarias frente a la sociedad y a los criterios machistas fuertemente arraigados. Persona inteligente que siempre lució a través de las letras su disconformidad, porque su capacidad como intelectual y literata es extraordinaria. Tal vez porque para Gaby escribir sea un acto vital que le acompaña desde muy joven, desde el primer dolor de amor en la tierna adolescencia, cuando descubrió el poder liberador y subyugante de la escritura, para después dejar de ser intimista y derivar a otra escritura, aquella que proviene de las provocaciones del mundo exterior, desde los otros.

La escritura se tornó parte importante de su vida, al punto de no poder concebir la existencia fuera del mundo de las letras. Tanto es así que, la académica boliviana utiliza la escritura para clarificar el mundo, tanto el interior como el de afuera, “al intensificar lo invisible, que nos habita en los sentimientos y en las sensaciones”, pues, encuentra en el arte de escribir el cristal que amplifica sus emociones y le permite revelarse como libre pensadora, insubordinada, como mujer rebelde en tiempos caóticos: en nuestros tiempos…

Carrera profesional

La notable novelista, Gaby Vallejo Canedo ostenta una amplia carrera profesional: fue profesora de Literatura y Lenguaje en la Normal Católica de Cochabamba y docente por 18 años en la Universidad Mayor de San Simón; también fue encargada de Bibliotecas Populares y del Centro de Documentación de Literatura Infantil del Centro Patiño de Cochabamba por 16 años y fue organizadora de la campaña de lectura Cochabamba Lee.

Además de ser colaboradora e invitada en el Consejo de Redacción de varias revistas internacionales como: Lectura y Vida (Argentina), CLIJ (España), Revista de Literatura Infantil Juvenil Latinoamericana (Colombia); las italianas Sfoglia Libro y Eleusis; Bookbird IBBY (Inglaterra), las bolivianas Signo, Teluria, Revista del PEN y Signario; Archipiélago (México) y los suplementos de prensa escrita Presencia Literaria, Correo, Pueblo y Cultura y El Duende, entre otros; donde se encuentran numerosos artículos suyos.

Dirigió algunas publicaciones y revistas como: Escritores en Cochabamba el Último Año del Siglo PEN; en Abriendo Puertas de Los Tiempos; Antología de Ensayos PEN-Bolivia; la revista juvenil Chócale; el Taller de Experiencias Pedagógicas Colección Te Regalo un Sueño del Piali; Memorias de los Congresos Nacionales del IBBY (seis números); la revista del Comité Boliviano de Mujeres Escritoras del PEN Teluria; la Revista del PEN- Bolivia y Signario.

Estudios

Gaby es licenciada en Ciencias de la Educación y tiene postgrado en Literatura Hispanoamericana, por el Instituto Caro y Cuervo de Bogotá, Colombia. Hizo una pasantía en Literatura Infantil en Internationale Judengbibliotek de Múnich, Alemania; además de diversos cursos de interculturalidad y bilingüismo en la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba.

Es eximia bibliófila, fomenta la lectura infantil e inculca a través de la lectura los valores y principios éticos y morales que necesitan los infantes. Fue fundadora del Comité de Literatura Infantil-Juvenil de Cochabamba; del Taller de Experiencias Pedagógicas y de la Biblioteca Thuruchapitas. Además, cuenta con una extensa producción de libros para niños.        

Fue expositora, panelista y conferencista en varios congresos internacionales de la International Board o­n Books for Young People (IBBY, Basel, Suiza); de la Asociación Latinoamericana de Lectura (IRA, EEUU); del Programa de Acercamiento a la Literatura Infantil (Piali, México). Fue presidenta por varias gestiones de la Unión Nacional de Poetas y Escritores de Bolivia; presidenta honoraria de la Sociedad Boliviana de Escritores. Además, es integrante del Comité Internacional Nambook (Corea) y miembro como Biblioteca Thuruchapitas de la Fundación Global para la Infancia (EEUU), entre otros.

Inicios literarios

La niña que se conmovía cuando escuchaba los himnos y las canciones escolares, no sabía que se transformaría en el icono más representativo de la literatura de todo un país. En algún momento ella comentó que: “Era como una vibración interior, un descubrimiento de lo que pueden decir las palabras”. Después vinieron las primeras publicaciones en la prensa nacional en 1966. Luego la publicación de las primeras novelas “Los Vulnerables” en 1973, “Hijo de Opa” en 1977; las obras que le lanzaron a la fama, y después siguió una intensa y exitosa producción literaria.

Premios

Gaby Vallejo es una escritora que durante su prolífera carrera ha sido ampliamente galardonada, destacando los siguientes premios: Premio Nacional de Novela Erick Guttentag, 1976. Lista de Honor del IBBY, Oslo 1988, con el libro infantil “Detrás de los sueños”. “Mirlos Blancos”, Internationale Jugend Bibliothek. 

Premio Mircea Eliade. Medalla Dante Alighieri por la Defensa de la Democracia a través de la Literatura (Venecia, 1991). Premio Nacional de Literatura Juvenil, Ministerio de Educación de Bolivia, 1995, por la novela juvenil “Con los ojos cerrados”. En 1989 fue nombrada “Ciudadana Meritoria” por el municipio de Cochabamba. En 2001 recibió el Premio Nacional al Pensamiento y la Cultura de la Fundación La Plata (Sucre, Bolivia). Premio Internacional a la Promoción de Lectura IBBY-ASAHI, Feria Internacional de Libro Infantil, Bolonia, Italia, 2003, compartido con Bibliotecas Hermanas de Carolina del Norte (EEUU). Bandera de Oro del Senado Nacional de la República de Bolivia en enero de 2008. Distinción al Mérito Cultural, Pro Arte, 2010. Medalla Alejo Calatayud entre las 200 personalidades sobresalientes de los 200 años del grito libertario de Cochabamba, septiembre, 2010.

Además, el Instituto Literario y Cultural Hispano (ILCH), con sede en California, EEUU, también le entregó su máxima distinción, el Premio ILCH, por su contribución a la literatura boliviana e hispanoamericana.

Gaby, desde que inició su carrera, estaba predestinada a conquistar a legiones de lectores dentro y fuera de las fronteras de la patria, comprobando que su literatura tiene tinte de universalidad; además de convertirse en una de las voces más poderosas de las mujeres hispanohablantes, ya que su eco está predestinado a alcanzar a generaciones futuras que tendrán que guiar una mirada más atenta y crítica hacia la realidad desencantada y sorprendente que hoy nos rodea.

Como escritora fecunda muchas de sus obras han sido transferidas a otros géneros, por ejemplo: al ballet, al teatro, a títeres y al cine; como la emblemática novela “Hijo de Opa”, llevada al cine por Paolo Agazzi y Ukamau con el título de “Los Hermanos Cartagena”, que ha logrado posicionarse en la cultura boliviana como un ícono. Para mí es una novela monumental en la que ingresan la historia, la psicología, la sociología y el ensayo; además, se detiene en la muerte y en las diferentes facetas de la vida. Retracta muy bien los dolores y los miedos en un país en dictadura militar. Ampliamente divulgada, “Hijo de Opa” fue traducida al inglés. Es importante notar que Gaby fue coguionista de “Los Hermanos Cartagena”.

Esta escritora y singular intelectual posee gran pericia narrativa, capaz de expresar la idiosincrasia latinoamericana con enorme sensibilidad social y con refinada capacidad de transmitir atmósferas y emociones, que plasma con un lenguaje directo y lineal, sin complicaciones literarias y sin alejarse de lo estético; dotando su obra de singular belleza, enalteciendo así el arte de escribir.

Escribió las novelas: Los vulnerables (1973); Hijo de Opa (1977); Juvenal Nina (1981); Mi primo es mi papá (1989); La sierpe empieza en la cola (1991); Con los ojos cerrados (1993); Encuentra tu ángel y tu demonio (1998), Amalia desde el espejo del Tiempo (2012). Publicó los cuentos: Detrás de los sueños (1987); Sí o no. Así de fácil (1992); Amor de colibrí (1995); Del placer y la muerte (2007).

Sus principales investigaciones y ensayos son: “En Busca de los Nuestros”; “Los Juegos, el Rostro Lúdico de las Culturas”; Manual del Promotor de Lectura”; “Leer, un Placer Escondido”; “Lectura Silenciosa Sostenida, Programa de estimulación a la Lectura”; “La Comida y Bebida Indígenas en Cochabamba”; “De Toros y Rosas. Imágenes del Sexismo en Libros para Niños” y “Papeles de Viaje”.

Su escritura

La escritura corpórea y poderosa a lo largo de toda su vida, la acomodan en un lugar sin parangón en la pléyade de escritores bolivianos de todos los tiempos. Gaby se preocupa por la supervivencia de la sociedad latinoamericana contemporánea y deja amplia constancia de ello, al testimoniar las tragedias de un país que comparte el mismo esquema de abusos frente a los derechos humanos, la guerrilla urbana, la injusticia social, entre otras desventuras, con cualquiera de nuestros países latinoamericanos.

Situada en una encrucijada histórica y cultural de la sociedad latinoamericana, su innovación consiste en plantear “inquisiciones”, para decirlo borgianamente, evitando aspectos fieramente dogmáticos o imposiciones ideológicas. Es ese ojo de la autora que observa al caos y testifica a través de su pluma las contradicciones de nuestra época.

Al desnudarse de la falsa moral, Gaby enfoca la sexualidad con la misma pericia con que analiza la guerrilla urbana, con el mismo estilo límpido y directo, capaz de lucir su inteligencia y su sensibilidad sin falso brillo ni lujo exterior; denotando una autenticidad tan de raíz que es incompatible con el medio. Es otra dimensión la que la identifica. Sus novelas, normalmente, recuperan múltiples vidas e inquietan el espíritu, hacen pensar y vinculan con algo superior, fino y excelso.

Para esa gran intelectual y humanista que la realidad hiere muy duramente, la propia vida justifica o explica una obra de arte trabajada siempre con temas de interés internacional: guerrilla urbana, dictaduras, sexualidad universal, discriminación e injusticia. En suma, es un lujo de escritora sin sombra de dudas, en su obra nada sabe a poco, y tiene la capacidad de llegar rápidamente al lector y atraparlo. Por todo lo expuesto, y por lo que no dijeron mis palabras sobre la calidad de persona entrañable que es Gaby Vallejo Canedo, la considero la papisa de la literatura boliviana.

(*) La autora es escritora.
mar_bara@yahoo.es

LOS TIEMPOS